domingo, 31 de enero de 2016

Seguimos con el azar



Como ha pasado en el césped en el caso de este pelargonium también la casualidad se ha aliado conmigo.

Es uno de esos pelargoniums que sus ramas huelen a limón. Sus flores son insignificantes aunque florece mucho. 

Lo tenía en una maceta y había crecido muy a lo alto , así es que el viento se encargaba de tumbar la maceta cada dos por tres. Supongo que a vosotros también os pasa. Los que nos gustan las plantas somos incapaces de tirar una rama a la basura. Yo hago viajes cargadas de macetas de suculentas que es lo mío porque antes de tirarlas se las prefiero regalar a mis amigos murcianos.

Así es que clavé la ramita en el suelo y le ha dado por crecer. En la foto no lo apreciáis pero medirá unos 70cms de altura x más o menos lo mismo de ancho.Los troncos apreciables en esa foto minen unos 5cms de diámetro. Dice una amiga mía que en el Norte las plantas padecen gigantismo.  Y algo parecido sucede. Otro día os lo enseñaré en la maceta y veréis la diferencia.
He puesto mi mano para que os hagáis una idea de las hojas. No sé si es poque el invierno está siendo amable pero la verdad es  que tiene un follaje verde precioso que apenas se aprecia en la foto.
Saludos




8 comentarios:

  1. tube hace tiempo ese mismo pelargonio, siempre lo comento son plantas de esas que da igual lo que las hagas, responden siempre bien a todo, casi hasta si las plantas con las raices al aire y las hojas en la tierra jajajaj, siempre que veo algun post con plantas d eeste tipo siempre comento lo mismo, clasicos que no pasan de moda y que ademas tienen todas las de ganar en cualquier entorno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mario son las plantas de la abuela.Esas que ya no existen.

      Eliminar
  2. Que guapo esta Lourdes, yo tengo uno en una maceta, pero la verdad no estoy nada orgullosa de él, siempre esta bastante pobre y feucho. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola ponlo en el suelo. El que tengo en maceta también está de pena

      Eliminar
  3. A mí también me pasó algo parecido. Lo tenía en la maceta.... crecía a lo loco.. Lo puse en tierra y está precioso. Es un geranio citronela, su olor es a limón...Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juve Arins. He tenido dos diferentes con ese olor. Nunca pensé que en tierra funcionara tan bien, porque normalmente los geranios en tierra se hacen muy grandes pero se pelan mucho por abajo. Éste de momento no.

      Eliminar
  4. Pelargonium crispum si mal no recuerdo. Yo también lo tengo y es prácticamente indestructible. Un agradable olor a limón cuando se toca solo superado por la hierbaluisa. Es el único geranio que me queda pues los otros son pasto de la dichosa mariposa sudafricana que por aquí campa a sus anchas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí también está la malvenida mistress Maershall Se llama Cacyreus Marshall o algo así Me han atacado poco el año pasado. No les gustan los olores fuertes, así es que fumigo los geranios con insecticidas de mucho olor para que no se acerquen. Y este año se me ha ocurrido poner esos clavos insecticidas en las macetas...a ver si consigo que no se acerquen

      Eliminar

Tu opinión me importa.